Aromaterapia

Aromaterapia

La aromaterapia usa los aceites esenciales extraidos de las diferentes partes de las plantas, tienen principios volatiles responsables de su aroma.

Además los aceites esenciales contienen  sustancias que les confieren propiedades antiinflamatorias, antibacterianas, regeneradoras, cicatrizantes, estimulantes, sedantes, etc

Los aceites esenciales se pueden usar en uso culinarios, en cremas, masajes, baños, inhalaciones, difusores, etc.

¿Qué es un aceite esencial?

El aceite esencial contenido en diferentes partes de las plantas, flores, tallos, hojas, raíces, es una composición química compleja y exclusiva formada por moléculas, en la que se combinan diferentes y numerosos principios activos, lo que le confiere unas cualidades únicas a cada aceite esencial,  con un amplio abanico de usos y propiedades.

En su composición generalmente encontramos, esteres, alcoholes, ácidos, aldehídos, cetonas,  y fenoles, principios activos que confieren propiedades antiinflamatorias, antibacterianas, reguladoras hormonales, calmantes y sedantes, antivíricas y cicatrizantes, pero será la sinergía de sus componentes lo que les hace que posean varias propiedades y sus principios volátiles los que les confieran el aroma característico.

Obtención  de los aceites esenciales

Los aceites esenciales se extraen de la planta principalmente por destilación  al vapor de agua, en la mayoría de las plantas, por expresión para los cítricos y  en plantas como el jazmín con flores de gran delicadeza, no se destilan, ni se exprimen, sino que se usan solventes para su extracción y se definirán como absolutos o concretos.

Como se aplican los aceites esenciales

Los aceites esenciales 100% puros se pueden aplicar de diferentes formas en nuestra vida cotidiana:

ü  Masaje corporal mezclando en la proporción de 50 - 60 gotas de uno o de varios  aceites esenciales  por cada 100 ml de aceite vegetal

ü  Masaje facial, mezclaremos en la proporción de 1 a 3 gotas de esencia por la cantidad de aceite o de crema que necesitemos para cubrir el rostro o 10 gotas por cada 30 ml.

ü  Baños, en la proporción de 8 – 10 gotas en una cucharada de aceite que añadiremos al agua.

ü  Aplicación directa en zonas localizadas, una gota y masajeamos circularmente hasta su absorción.

ü  Difusores de aceites esenciales, añadiremos unas gotas 6 a 8, en el agua, purificando y limpiando el ambiente de cualquier estancia, además de aportar los beneficios de la aromaterapia.

ü  En reflexoterapia se usa aplicando directamente en los puntos de reflejos, mejorando el efecto de está técnica de masaje.

ü  Comprensas frías, añadiendo 6 a 10 gotas por litro de agua.

ü  En inhalaciones impregnando un pañuelo, oliendo la esencia directamente o añadir 3-5 gotas a un cazo de agua hirviendo y tapar con una toalla, no estar más de 10 minutos.

ü  Ambientadores en spray, mezclando en 100 ml de agua destilada entre 40 a 60 gotas de esencia, agitar antes de usar y pulverizar cualquier estancia.

ü  Cosmética, los aceites esenciales tienen propiedades revitalizantes, regeneradoras, antioxidantes y  reguladoras de la piel, además de ser excelentes conservantes evitando el uso de parabenes y otros productos sintéticos.

ü  Vía interna, es muy efectivo en algunos casos, más no se recomienda sin la prescripción de un médico o profesional, pues la elevada concentración de principios activos de un aceite esencial podría tener serias contraindicaciones tomado  en dosis inapropiadas.

Precauciones

Es conveniente, si se tienen problemas de alergia, aplicar una gota disuelta en un poco de aceite en una zona del brazo o muñeca, para ver si hay algún tipo de reacción.

En mujeres embarazadas no se aconseja el uso de aceites esenciales antes del cuarto mes y algunos incluso se desaconsejan durante todo el embarazo.

Los aceites esenciales deben mantenerse fuera del alcance de los niños.

Los aceites se clasifican segun su volatilidad para la preparación de perfumes y ambientadores, de tal modo podemos decir que los aceites con notas altas son los que primero olemos pero se evaporan enseguida y los de notas bajas son los últimos que aprecia el olfato pero quedan durante más tiempo pues su volatilidad es menor, son aceites profundos, que penetran más despació pero perduran más en el tiempo.  Los aceites de notas media sobn los que aportan equilibrio a las mezclas aromáticas, dando ese toque de equilibrio y armonia.

Saber también que los aceites de notas bajas suelen tener mayor densidad y con menor cantidad el efecto de la esencia tanto a nivel físico como emocional es mayor.

Con lo que si preparamos un aceite para masaje corporal con cedro, mirra o incienso usaremos 1/3 de la dosificación dada en la tabla, es decir para un frasco de 100 ml de aceite base pondremos 20 gotas máximo de estos aceites.

Es aconsejable siempre diluir el aceite esencial puro y no aplicar nunca directamente.

 

10