Control de peso

Control de peso

En este apartado ponemos a tu disposición una gama de complementos naturales para el control de peso.

Encontraras desde quemagrasas que estimulan el metabolismo, drenantes que ayudan a depurar y desintoxicar el cuerpo evitando la retención de líquidos, fibras que limpian nuestro intestino y sacian, etc.

Deben ser acompañados de una dieta saludable y equilibrada.

Dentro del grupo de complementos para el control del peso encontramos:

+Quemagrasas

+Diureticos

+Drenantes

+Saciantes

Es importante saber que el peso ideal es aquel en el que nos sentimos ágiles, llenos de energía y vitalidad y que se corresponde a nuestra génetica y constitución.

Para ello vamos hacer un cáculo del indice de masa corporal para saber si estamos dentro de los valores estandares de peso saludable o ideal.

El IMC se calcula dividiendo el peso en kg entre la altura en metros y es aplicable solo a personas adultas

El resultado obtenido se mira en la siguiente tabla:

IMC Clasificación
<18,5 Peso insuficiente
18,5-24,9 Normopeso
25-26,9 Sobrepeso grado I
27-29,9 Sobrepeso grado II (preobesidad)
30-34,9 Obesidad de tipo I
35-39,9 Obesidad de tipo II
40-49,9 Obesidad de tipo III (mórbida)
>50 Obesidad de tipo IV (extrema)
 

La recuperación del peso ideal consta de tres factores:

  • Descanso: cuando no descansamos lo suficiente nuestro cuerpo necesita energía y tendemos a tomar alimentos de rápida asimilación, a comer más deprisa, a estar más irritables, etc.
  • Ejercicio: el cuerpo necesita ejercitarse esto va a mejorar el funcionamiento de todos los organos, de la mente, del estado de ánimo.
  • Agua: beber 2 litros diarios mejora la eliminación de toxinas que se acumulan en el tejido graso a través de los riñones, mantiene nuestra piel hidratada, nuestro sistema nervioso funciona mejor, nuestro aparato digestivo, mejora el estreñimiento y otras patológias. Recordemos que nuestro cuerpo es un 80% agua
  • Comer cinco comidas al día evitando los picos de hipoglucemia con tentempies saludables.
  • Alimentos integrales que guarden todos los nutientes para evitar estados carenciales, aportan sabor, fibra, minerales, vitaminas, aminoacidos. No están procesados.
  • Dieta rica en frutas, verduras, legumbres, cereales y en menor grado carne, pescado, huevos o leche.
  • Azúcares naturales como la panela o la miel.
  • Comer despacio,

 

8