Corporal

¿Sabes cuales son las funciones de tu piel?

¿Utilizas productos naturales para su cuidado? Descubre la diferencia.

Cuidar la piel, órgano encargado de protegernos,  primera linea de defensa, es motivo para que la mimes con delicadeza

.A través de la piel absorbemos  sustancias que entran en contacto con ella, por eso es tan importante el uso de productos naturales que no contengan químicos, usados frecuentemente penetran en nuestro torrente sanguíneo, creando en muchas ocasiones irritaciones, sequedad, picores, etc.

Los aceites vegetales, aceites esenciales puros, jabones, limpian en profundidad sin alterar el pH, si le añadimos a la lista exfoliantes y cremas tratantes para problemas específicos, tendremos todo lo que necesitamos para una piel firme, hidratada y bella.

Descubre nuestros productos.

 

 

 

 

 

Cuidamos bien de nuestra piel, es fácil 

Si queremos cuidarnos sin ser exclavas y perder un monton de tiempo es importante tener claro lo que nuestro cuerpo necesita e ir introducciendo los cambios necesarios de uno a uno para generar hábitos que en poco tiempo se conviertan en una rutina, que no nos genera esfuerzo ni apenas tiempo. Cosciente del ritmo de vida que llevamos es muy habitual que descuidemos partes importantes y la piel del cuerpo de esas partes que pide poco, sin embargo sentirla tersa, firme e hidratada es un placer y un acto de amor para con nosotros.

Para que una piel luzca sana es imprescindible un aporte interno de:

  • Una buena hidratación, se consigue con aporte de agua o infusiones.
  • Una buena nutrición que nos aporte vitaminas, minerales y oligoelementos
  • Acidos grasos omega 3,6 y 9 presentes en semillas, frutos secos y pescados.

A diferencia de la cara la piel del cuerpo presenta zonas que necesitan mayor hidratación como pueden ser los codos, rodillas o talones y zonas más sensibles como pueden ser los genitales.

Podemos decir que el cuidado básico de la piel consta de tres fases:

  • Una buena exfoliación para eliminar las células muertas sobre todo a partir de los 33 años.
  • Una buena limpieza con jabones con el pH neutro, suaves, delicados, con fragancias naturales.
  • Una buena hidratación del cuerpo y mantecas vegetales para las zonas mas secas como codo, rodillas o pies.

En algunas zonas es necesario el uso de cremas anticelulíticas o circulatorias, así como el uso de arcilla para cataplasmas antiinflamatori

Primer hábito, come bien

Empieza el día con un vaso de agua y una o dos piezas de fruta, un tazón de cereales o frutos secos y un café o infusión

Añade a tu dieta una ración de hortalizas y  otra de verduras a diario.

YA TENEMOS UNA DIETA RICA EN FRUTAS, HORTALIZAS, VERDURAS Y AGUA

Segundo hábito, elimina impurezas

Una vez por semana exfoliate la piel con una esponja, con un exfoliante natural (aceite de almendras con un puñado de azúcar y esencia de lavanda, naranja o bergamota) o con un preparado comercial.

Elige un día a la semana y combiertelo en una rutina.

PIEL EXFOLIADA EN 5 MINUTOS

Tercer hábito, limpia sin dañar

Un buen jabón natural te limpia más profundamente evitando el olor corporal que es producido por las bacterias que viven en nuestra piel y se concentran en determinadas zonas del cuerpo donde hay más calor y humedad, además aporta fragancias que hacen de tu ducha o baño un placer.

PIEL LIMPIA EN 3 MINUTOS

Cuarto hábito, mimate

Con la piel seca después del baño hidratar la piel es más fácil, cuando mantiene todavía la humedad, las cremas o aceites penetran mejor. Realiza un pequeño masaje al tiempo que los aplicas,  te sentiras renovada,  activaras la circulación y la oxigenación del organismo, cuidarnos, mimarnos es un acto de amor, mejora nuestro bienestar, fortalece la autoestima.

Y si eres de las que no tienen tiempo, el mismo día que usas para exfoliar tu cuerpo, hidratalo con un aceite vegetal de almendras, germen de trigo, aguacate,... y veras como tu piel se mantiene hidratada

PIEL HIDRATADA TODOS LOS DIAS

NUESTRO CUERPO SE LO MERECE, TU TE LO MERECES

 

 

 

 

 

16